Trucos y remedios caseros para el resfriado

¿La nariz le gotea, la garganta le rasca y la tos perturba su descanso nocturno? Parece ser un resfriado al que se añaden frecuentemente más síntomas, como dolor de las extremidades o fiebre. El mandato más importante es evitar el estrés y los esfuerzos y curar la infección con descanso. Lea aquí lo que ayuda para combatir el resfriado.

Una taza de infusión caliente para el resfriado.

Qué ayuda al principio contra un resfriado

Si se anuncia el resfriado y no se presenta fiebre, se aconseja tomar un baño caliente completo. Dispone de varias cualidades positivas:

  • Gracias al calor la temperatura corporal sube levemente, lo que por lo general estimula el sistema inmunitario y, así, ayuda contra el resfriado.
  • Los suplementos de baño con aceite de mentol o de eucalipto producen un efecto de bienestar para las mucosas similar a la inhalación de vapores.
  • La musculatura se irriga mejor en el agua caliente y así se relaja más, lo que ayuda contra el dolor de las extremidades al principio de un resfriado.

Para que no se produzca un sobreesfuerzo de la circulación por causa del baño, la temperatura del agua no debe superar los 39 °C. No existe ninguna contraindicación de permanecer 10 o 20 minutos en la bañera para relajarse. Al final del baño tiene que ponerse de pie despacio para evitar mareos. Lo mejor será echarse después del baño en una cama acogedora, preferiblemente con una bolsa de agua caliente.

Sugerencia: Para quien no tenga bañera, un baño de pies puede ayudarle en el resfriado. Meta los dos pies en agua templada, a unos 35 °C. En los diez minutos siguientes, añada gradualmente agua caliente hasta que la temperatura del agua se aproxime a los 41 °C. Transcurridos cinco minutos, saque los pies del agua, séquelos bien y enfúndelos en unos calcetines abrigados. Le ayudará a aliviar el resfriado.

Beber bastante líquido para el resfriado

El organismo para estar saludable necesita entre un litro y medio y dos litros de líquidos al día. En un resfriado esta necesidad de líquido aumenta por diversos motivos:

  • En una infección con fiebre el cuerpo transpira más, lo que debe compensarse.
  • Las mucosas nasales y la garganta deben permanecer húmedas para sostener su propia limpieza y poder fluidificar las secreciones.
  • Sirve además para equilibrar la pérdida de líquidos por el goteo nasal.

El agua, las infusiones sin azúcar y los zumos con mucho contenido de agua resultan la mejor elección contra el resfriado.

Las infusiones de tila caliente y de saúco estimulan también la transpiración y contribuyen a bajar la fiebre.

Las inhalaciones de vapor sientan bien a la mucosa nasal

Los baños de vapor caliente tienen un efecto beneficioso en el resfriado porque hidratan las mucosas. Esto es especialmente importante para desprender el moco adherido. Si la nariz está destaponada, el dolor de cabeza provocado por el resfriado también se alivia en muchas ocasiones.

Para aumentar la eficacia del baño de vapor se pueden incorporar aceites esenciales como eucalipto  considerados buenos expectorantes.

Nota: Los niños no deben usar aceites esenciales para inhalar vapores, pues estos irritarían aún más las mucosas. Por el mismo motivo tampoco son aptos para las personas que tienen asma.

Qué más puede hacer contra el resfriado

Existen también infinidad de sugerencias que pueden ayudar contra el resfriado:

  • Las compresas frías ayudan a bajar la fiebre, aunque no deben aplicarse si la persona afectada está fría.
  • Evitar el estrés y dormir mucho refuerza el sistema inmunitario y fortalece el organismo contra los resfriados.
  • Si no hay fiebre y la persona resfriada parece lo suficientemente fuerte, un breve paseo proporciona aire fresco y estimula la circulación.

Si no quiere confiar solo en los remedios caseros, también puede tomar medicamentos contra el resfriado. En general, ofrecen la ventaja de aliviar los síntomas con fiabilidad y las personas afectadas se sienten en forma más rápidamente. Los llamados compuestos asociados funcionan contra los resfriados con dolor y fiebre simultáneos, de modo que no se necesitan muchos medicamentos diferentes, solo se precisa un compuesto. Los principios activos de la Aspirina® C, entre otros, tienen efectos analgésicos y antitérmicos.