Sugerencias simples más eficaces contra el dolor de cabeza

¿Cómo podemos reducir el dolor de cabeza? Los dolores de cabeza difícilmente pasan desapercibidos y, en su mayor parte, reducen de forma significativa la concentración y la capacidad de raciocinio. Por lo general nos tomamos en serio el dolor en la zona de la cabeza, sobre todo porque se trata del cerebro, uno de los órganos más importantes que tenemos. Conozca alguna de nuestras sugerencias contra el dolor de cabeza o cefalea.

Los ejercicios de relajación y otros del estilo pueden reducir el dolor de cabeza

Aliviar el dolor de cabeza: estas sugerencias ayudan contra el dolor de cabeza

Aspirina® 500 mg granulado es un medicamento que se puede tomar sin necesidad de agua para aliviar el dolor de cabeza y los dolores musculares.

Aspirina® granulado es la presentación más innovadora de Aspirina®. Contiene 500 mg de ácido acetilsalicílico y se presenta en forma de gránulos.

El dolor de cabeza hace que nuestro día a día se torne un desafío: los ruidos, la luz intensa, la concentración elevada son innumerables factores que pueden intensificar o reducir los síntomas. Para no verse muy afectado y para que su bienestar se resienta lo menos posible, conozca las mejores sugerencias contra el dolor de cabeza:

  • Ejercicios de relajación
    Dejar atrás el frenesí del día a día y centrarse en el bienestar es una capacidad que ayuda a evitar la reincidencia del dolor de cabeza. En muchos casos los síntomas están relacionados con una sobrecarga mental y se manifiestan a través de tensiones y dolores de cabeza asociados. Los siguientes ejercicios de relajación también pueden ser útiles: el yoga, entrenamiento autógeno, el qigong y otros ejercicios ayudan a romper el ritmo cotidiano y a distanciarse de él.
  • Lugar de trabajo ergonómico
    Entre las sugerencias contra el dolor de cabeza está trabajar en un lugar beneficioso para la espalda, especialmente teniendo en cuenta que la mayoría de las personas pasan una buena parte del día sentadas. Una postura corporal incorrecta también puede tener consecuencias negativas: las tensiones musculares en el cuello, los hombros o la espalda se manifiestan rápidamente en forma de dolor de cabeza asociado a la tensión. Para evitarlos, le recomendamos que considere los siguientes puntos: distancia de al menos 50 centímetros entre la pantalla y el rostro, una silla de oficina ergonómica, cambio frecuente de la posición cuando está sentado y un escritorio de altura ajustable.
  • Deporte
    Practicar deporte con regularidad fortalece el cuerpo y libera la mente. El movimiento no libera la tensión únicamente en el sentido literal de la palabra: los músculos tensos por causa de, por ejemplo, un estrés excesivo o permanecer sentado durante un período prolongado, se liberan de forma más natural, lo que también puede reducir los dolores de cabeza. Está permitido hacer todo lo que le siente bien y que no empeore los síntomas de la cefalea, como nadar, correr o dar una vuelta en bicicleta por el parque.
  • Alimentación
    Una alimentación sana y nutritiva puede ayudar a reducir los dolores de cabeza. Las personas que toman suficientes vitaminas y proteínas fortalecen el cuerpo y todas las células reciben la debida nutrición. Una concentración constante de azúcar en la sangre, sin grandes aumentos ni descensos, puede prevenir el dolor de cabeza. Por tanto, durante una crisis de dolor de cabeza es importante observar si la persona tiene hambre o si la glucemia desciende bruscamente. Tampoco debe olvidarse de beber suficiente agua. Incluso la ingestión insuficiente de agua conlleva con frecuencia dolor de cabeza.
  • Regularidad
    Otra de las sugerencias contra el dolor de cabeza es la necesidad de incorporar cierta dosis de rutina en su día a día; no quiere decir que todos los días tengan que ser iguales, puede pasar simplemente por no saltarse comidas, por poner un ejemplo. Asimismo, un ritmo regular de sueño y vigilia resulta beneficioso en muchos casos.

Experimente estas sugerencias y preste atención a la aparición del dolor de cabeza. ¿El dolor se ha vuelto más leve? ¿Ocurren con menos frecuencia? Si no es así, puede tomar un analgésico y consultar con un médico porque puede ser útil llegar a la raíz de los síntomas y que le indique un tratamiento adecuado. Para aliviar los síntomas de las cefaleas también puede tomar un analgésico como Aspirina®.